Mantenimiento de DirectDrive

Operaciones simplificadas

El sistema DirectDrive™ proporciona un rendimiento uniforme y fiable, incluso en las aplicaciones más complejas. A diferencia de las espirales con accionamiento por fricción y las metálicas, las espirales DirectDrive no requieren ningún ajuste ni supervisión, simplemente funcionan como deberían.

Este tipo de tecnología en espiral elimina las complicaciones.

Los transportadores en espiral suelen ser una de las principales causas de frustración de los equipos de mantenimiento. Las tradicionales espirales con accionamiento por fricción dependen de la sobremarcha, lo que puede provocar una considerable tensión en la banda y vibraciones no deseadas. En el mejor de los casos, estas espirales no son muy fiables; en el peor, pueden romperse, voltearse o dejar de funcionar completamente. Las plantas suelen utilizar lubricación para evitar estos problemas, pero este proceso intensivo en cuanto a tiempo y trabajo cuenta con sus propios desafíos de higiene y rendimiento.

El sistema DirectDrive elimina la sobremarcha, reduce significativamente la tensión y elimina la necesidad de lubricación. Como la fiabilidad y predictibilidad de su espiral aumenta, disminuye la cantidad de tiempo que invierte el equipo de mantenimiento. Y, cuando es necesario realizar reparaciones, el diseño modular de la banda garantiza que se puedan realizar de forma rápida y sencilla.

Ventajas:

  • Prolongación de la vida útil de la banda
  • Reducción del tiempo medio de reparación
  • Reducción de la lubricación
  • Reducción del tiempo de inactividad
  • Minimización de las averías irreparables

Casos prácticos

  • El sistema DirectDrive mejora la calidad y elimina los tiempos de inactividad del importante procesador de productos avícolas
  • El sistema de accionamiento directo aumenta considerablemente la eficiencia de la planta y la capacidad de producción en Gourmand
  • La optimización de espirales soluciona los problemas de mantenimiento y residuos de Beretta