Siete años después, el desviador ARB sigue reportándole beneficios a Naarmann


No hemos tenido problema alguno con esta tecnología. Decidimos instalar dos desviadores ARB adicionales, después de la instalación inicial cuatro años atrás, debido a lo contentos que estábamos con su rendimiento y el modo en que mejoró nuestra actividad".Lars Köster, Ingeniero técnico de Naarmann

Objetivos del cliente

Naarmann, una fábrica de lácteos privada situada en Neuenkirchen (Alemania), produce 540 toneladas (490.000 kg) de leche y nata cada día. Esto equivale a más de 140.000 toneladas (127.005.864 kg) al año. La productora de lácteos está abierta seis días a la semana, con una rotación de tres turnos. Los productos se empaquetan en ocho líneas de llenado y se transportan a nueve paletizadores. Las diferentes líneas de productos pueden llevar diferentes formatos de envases y contenedores, como nata, leche condensada, salsas, helados y postres, y yogur.

La fábrica de lácteos compró una segunda llenadora en 2008, tras adquirir la primera en 2001. Esta segunda máquina permitió a la planta fabricar productos de nata para el sector comercial en tamaños más rentables. Los paquetes en la actualidad están disponibles en tamaños de 5 y 10 litros. Estos nuevos formatos de envase, combinados con la utilización de la capacidad total de los paletizadores requerían un desviador que ayudara a direccionar los productos. El sistema de desviación aportaba la flexibilidad necesaria para transportar productos a distintos paletizadores en función de la capacidad. Al mismo tiempo, permitía descargar los paquetes con código de barras ilegible o sin código de barras en la zona de postprocesamiento.

Naarmann ya había experimentado el trabajo con dos soluciones de desviación diferentes: un sistema de transferencia por brazos de empuje y otro por rodillos. El sistema por brazo de empuje requería un habitáculo con medidas de seguridad muy costosas, mientras que el sistema de transferencia por rodillos presentaba limitaciones en cuanto a rendimiento, además de exigir labores intensivas de mantenimiento. Se necesitaba sustituir el conjunto del mecanismo además de los cilindros neumáticos, válvulas, rodillos, etc. cada cuatro meses. Las restricciones de espacio constituyeron otro factor determinante. A medida que las secciones de empaquetado y entrega crecían, se reducía el espacio para alojar la tecnología de transporte adicional y el desviador.

Intervención de Intralox

Naarmann eligió el desviador ARB S400 de Intralox® para mejorar su sistema. El desviador ARB S400 de Intralox representa una alternativa flexible, segura, fiable y con poco mantenimiento a los desviadores de tablillas, brazos de empuje y clasificadores de zapata deslizante tradicionales. Equipados con tecnología ARB patentada, los desviadores Intralox permiten desviar/direccionar en filas los productos de una o varias líneas de alimentación a varias líneas de salida y admiten la alimentación central y lateral. Los paquetes pueden desviarse a la izquierda o a la derecha y es posible modificar la posición de alimentación según sea necesario.

Resultados

El primer desviador ARB S400 se instaló en 2009. Se instaló un desviador 1:3 desde arriba a una altura de 8,2 pies (2,5 m) dada la falta de espacio en el suelo. Ha funcionado admirablemente; solo ha sido necesario cambiar una vez la banda (debido al desgaste) durante ese tiempo. El entusiasmo de Naarmann por la tecnología llevó a la planta a añadir dos unidades de desviador ARB S400 unos cuatro años más tarde. Cada una de estas piezas del equipo es un desviador de 1:2, y ambos han rendido a un alto nivel.

Intralox y Naarmann han mantenido una estrecha relación basada en la innovación y la confianza. En conjunto, la satisfacción de Naarmann con la elección de utilizar tecnología ARB es total. Lars Köster, Ingeniero técnico de Naarman, afirma: "No hemos tenido problema alguno con esta nueva tecnología. Hemos decidido instalar dos desviadores ARB adicionales, después de la instalación inicial cuatro años atrás, debido a lo contentos que estábamos con su rendimiento y el modo en que mejoró nuestra actividad".